Presión intraocular (PIO)

¿Qué es la presión intraocular?

La presión intraocular (PIO) es la presión de los líquidos del ojo, denominados líquidos intraoculares (humor acuoso y humor vítreo), sobre la capa transparente que forma la superficie anterior del ojo (córnea) y la cubierta externa blanca del globo ocular (esclerótica). Todas las estructuras del interior del ojo están expuestas a la PIO, la presión más alta del organismo.

La PIO puede variar en una persona dada, y suele ser máxima a primera hora de la mañana. Muchos factores pueden influir en la PIO, como las alteraciones de la secreción de las glándulas (alteraciones endocrinas), las concentraciones de los líquidos corporales y las operaciones quirúrgicas. Edad y sexo. En general, la PIO aumenta con la edad, sobre todo en las personas de más de 40 años, y es ligeramente mayor en las mujeres que en los varones.

En las variaciones de la PIO influyen la rapidez con la que se produce el humor acuoso, la resistencia a su flujo de salida (como un conducto atascado) y la presión de las venas de la esclerótica (venas episclerales).

En la población general, los valores medios comunicados de PIO son de 15 a 16 mmHg (+3,5 mmHg durante cada período de 24 horas), con valores extremos de 10 y 21 mmHg. Sin embargo, estos valores pueden ser ligeramente altos, lo que refleja el glaucoma no diagnosticado en la población general.

¿A qué se debe la PIO elevada?

La PIO elevada suele deberse al bloqueo del flujo de salida del humor acuoso desde la cámara anterior del ojo a las venas circundantes, o a un exceso de secreción de humor acuoso. La elevación de la presión en las venas circundantes también puede aumentar la PIO. En cualquier caso, la acumulación de humor acuoso en el relativamente inelástico globo ocular origina un aumento de la PIO.

Derechos reservados ©2019 Merck Sharp & Dohme Corp. una subsidiaria de Merck & Co., Inc., Kenilworth, NJ, USA. Todos los derechos reservados.