Manual Merck para el Hogar
Manual Merck para el Hogar

Alteraciones de la lengua

Alteraciones de la lengua

Úlcera en un lado de la lengua, que indica la presencia de un cáncer
Alteraciones de la lengua

Las heridas son la causa más común de las afecciones de la lengua. Ésta tiene muchas terminaciones nerviosas para el dolor y el tacto y es mucho más sensible al dolor que el resto del organismo. Es frecuente que alguien se muerda la lengua accidentalmente, pero la lesión se cura con rapidez. Tanto un empaste como un diente roto pueden causar daños considerables a este delicado tejido.

Un crecimiento excesivo de las prominencias normales de la lengua puede darle un aspecto piloso. Este vello puede cambiar de color si una persona fuma, masca tabaco, ingiere ciertos alimentos o bien por el desarrollo de determinadas bacterias en la superficie de la lengua. Ésta puede tener un aspecto piloso después de accesos febriles y tratamientos con antibióticos, o cuando se usa con mucha frecuencia un enjuague bucal con peróxido. La parte superior de la lengua puede aparecer negra si se toman preparaciones de bismuto contra el dolor de estómago.

El cepillado de la lengua puede suprimir tal coloración. El desarrollo de líneas blancas o una materia blanca sobre los lados de la lengua, que al limpiarse deja una superficie ensangrentada, pueden ser un indicio de muguet.

Una manifestación de anemia perniciosa o carencia de vitaminas puede provocar el enrojecimiento de la lengua. La lengua pálida y lisa (a causa de la pérdida de sus prominencias normales) puede ser consecuencia de anemia por deficiencia de hierro. La primera manifestación de escarlatina puede ser una alteración del color normal de la lengua, que adquiere un color fresa y luego frambuesa, la fiebre, la deshidratación, la sífilis secundaria, la estomatitis aftosa, el liquen plano, leucoplasia o la respiración por la boca pueden acompañarse de placas blanquecinas en la lengua, parecidas a las que a veces se encuentran en la parte interna de las mejillas. Una lengua enrojecida y lisa, además de dolorosa, puede indicar pelagra, un tipo de desnutrición causada por deficiencia de niacina en la dieta. En la llamada lengua geográfica, algunas áreas son blancas mientras que otras son rojas y lisas. Las áreas con alteraciones de color cambian de sitio al cabo de algunos años o a lo largo de la vida. La afección es por lo general indolora y no requiere ningún tratamiento.

Aunque son habitualmente inofensivas las pequeñas prominencias en ambos lados de la lengua, una protuberancia en un solo lado puede ser cancerosa. Las áreas rojas o blancas inexplicadas, las llagas o las tumefacciones en la lengua (sobre todo si son indoloras), pueden ser indicativas de cáncer y requieren una exploración médica. La mayoría de las formas cancerosas de la boca crecen en los lados de la lengua o en el suelo de la boca, pero casi nunca se desarrollan encima de la lengua.

La causa de las llagas en la lengua puede deberse al virus del herpes simple, la tuberculosis, una infección bacteriana o una fase incipiente de la sífilis. Las alergias o enfermedades del sistema inmunitario también pueden ocasionarlas.

La glositis es una inflamación (enrojecimiento, dolor e hinchazón) de la lengua. La glosodinia es el ardor o sensación dolorosa de la lengua. Habitualmente, no tiene un aspecto característico ni una causa obvia; sin embargo, es posible que ciertos factores causen esa sensación, como la presión ejercida por la lengua contra los dientes, una reacción alérgica o los irritantes como el alcohol, las especias o el tabaco. Cambiar de marca de dentífrico, de enjuague bucal o de goma de mascar puede aliviar las molestias. La glosodinia es a veces la manifestación de un trastorno emocional o de una enfermedad mental. Puede resultar útil la administración de medicamentos ansiolíticos a dosis bajas. Cualquiera que sea la causa, el trastorno, a menudo, desaparece con el tiempo.

Copyright ©2005 Merck Sharp & Dohme de España, S.A
Madrid, España. Todos los derechos reservados.
Derechos reservados ©2012 Merck Sharp & Dohme Corp. Una subsidiaria de Merck & Co., Inc. Todos los derechos reservados.
TRUSTe - Click to Verify