Manual Merck para el Hogar
Manual Merck para el Hogar

La nutrición

Manual Merck para el Hogar

La nutrición

La nutrición es el proceso de consumo, absorción y utilización de los nutrientes necesarios para el crecimiento y desarrollo del cuerpo y para el mantenimiento de la vida; los nutrientes son sustancias químicas que se encuentran en los alimentos y que nutren al cuerpo.

Muchos nutrientes pueden ser sintetizados en el organismo. Los que no pueden serlo, conocidos como nutrientes esenciales, deben ser incorporados en la dieta. Éstos incluyen los aminoácidos (en las proteínas), ciertos ácidos grasos (en grasas y aceites), minerales y vitaminas. Nueve de los 20 aminoácidos presentes en las proteínas son nutrientes esenciales.

Si los nutrientes esenciales no se administran en las cantidades requeridas, pueden aparecer trastornos relacionados con la deficiencia nutricional.

Para determinar si una persona está consumiendo suficientes nutrientes un médico investiga sus hábitos alimentarios y su dieta, realiza una exploración física para determinar la composición (cantidad de grasa y músculo) y el funcionamiento del organismo, y efectúa exámenes de laboratorio para medir el contenido de nutrientes en la sangre y los tejidos.

Generalmente, los nutrientes se dividen en dos clases: macronutrientes y micronutrientes. Los macronutrientes, que incluyen proteínas, grasas, hidratos de carbono y algunos minerales, se requieren diariamente en grandes cantidades. Constituyen la mayor parte de la dieta y suministran la energía y los componentes necesarios para el crecimiento, el mantenimiento y la actividad. Los micronutrientes se requieren en pequeñas cantidades, de miligramos (una milésima de gramo) a microgramos (una millonésima de gramo). Las vitaminas y los oligoelementos catalizan la utilización de los macronutrientes.

Otros componentes útiles de los alimentos no son digeridos o metabolizados en cantidades apreciables. Éstos incluyen algunas fibras, como la celulosa, las pectinas y las gomas. Los expertos recomiendan el consumo diario de 20 gramos de fibra para mejorar el movimiento del tubo digestivo, moderar los cambios de azúcar y de colesterol en la sangre que se producen después de las comidas e incrementar la eliminación de las sustancias cancerígenas producidas por las bacterias en el intestino grueso. Los aditivos alimentarios como los conservantes, emulsionantes, antioxidantes y estabilizantes mejoran la producción, el procesamiento, el almacenamiento y el embalaje de los alimentos.

Sustancias como los condimentos, los aromatizantes, los colorantes, los fitoquímicos (sustancias que no son nutrientes en las plantas y que tienen actividad biológica en los animales) y muchos otros productos naturales, mejoran la presentación, sabor y estabilidad de los alimentos. Los alimentos de la dieta diaria contienen unas 100 000 sustancias, de las cuales sólo 300 son nutrientes y 45, nutrientes esenciales.

 

Derechos reservados ©2012 Merck Sharp & Dohme Corp. Una subsidiaria de Merck & Co., Inc. Todos los derechos reservados.
TRUSTe - Click to Verify