Manual Merck para el Hogar
Manual Merck para el Hogar

Partes protectoras

Manual Merck para el Hogar

Partes protectoras

Estructuras que protegen el ojo
Partes protectoras

Las estructuras que rodean al ojo lo protegen, al tiempo que le permiten moverse libremente en todas direcciones. Estas estructuras protegen al ojo, que constantemente está expuesto al polvo, el viento, las bacterias, los virus, los hongos y otras sustancias potencialmente nocivas, y, al mismo tiempo, le permiten permanecer lo suficientemente abierto para recibir los rayos del sol.

Las órbitas son cavidades óseas que encierran los globos oculares, los músculos, los nervios, los vasos sanguíneos, la grasa y unas estructuras que producen y drenan las lágrimas. Los párpados, unos delgados pliegues de piel, cubren los ojos. Se cierran de forma rápida y refleja para proteger al ojo de los objetos extraños, el viento, el polvo y la luz muy intensa. Con el parpadeo, los párpados contribuyen a esparcir líquido sobre la superficie de los ojos y, cuando se cierran, ayudan a mantener la superficie húmeda. Sin dicha humedad, la córnea, que normalmente es transparente, puede secarse, dañarse y tornarse opaca.

La superficie interna del párpado es una delgada membrana (la conjuntiva) que se curva hacia atrás para cubrir la superficie del ojo. Las pestañas son pelos cortos que crecen en el borde del párpado y ayudan a proteger al ojo actuando como una barrera. Pequeñas glándulas situadas en el extremo del párpado secretan una sustancia aceitosa que mejora la película lagrimal y evita que las lágrimas se evaporen.

Las glándulas lagrimales, situadas en el extremo superior externo de cada ojo, producen la parte acuosa de las lágrimas. Las lágrimas circulan desde los ojos hasta la nariz a través de los dos conductos nasolagrimales; cada uno de ellos tiene aberturas en el extremo de los párpados superiores e inferiores, y están próximos a la nariz. Las lágrimas mantienen la superficie del ojo húmeda y sana; además, atrapan y arrastran pequeñas partículas que entran en el ojo. Por otra parte, las lágrimas son ricas en anticuerpos que ayudan a prevenir las infecciones.

Derechos reservados ©2012 Merck Sharp & Dohme Corp. Una subsidiaria de Merck & Co., Inc. Todos los derechos reservados.
TRUSTe - Click to Verify